Facebook Twitter RSS Plus Síganos por:

El departamento de Santa Cruz tiene en su geografía a 10 pueblos indígenas de tierras bajas; que conforman una mixtura de comunidades a lo largo y ancho de su territorio. Existen también otras etnias, tanto nacionales como de otros países.

Pueblos Indigenas y Áreas Protegidas del Departamento de Santa Cruz

Datos sobre los pueblos indígenas del departamento

POBLACIÓN TOTAL POR CONDICIÓN INDÍGENA SEGÚN DEPARTAMENTO,CENSO 2001

DEPARTAMENTO

Total

Indígena

La Paz

2.350.466

1.402.184

Santa Cruz

2.029.471

447.955

Cochabamba

1.455.711

999.963

Potosí

709.013

572.592

Chuquisaca

531.522

345.010

Tarija

391.226

69.936

Oruro

391.870

238.829

Beni

362.521

50.630

Pando

52.525

6.039

Total

8.274.325

4.133.138

Fuente: Agenda Indígena en base a datos del INE. CNPV 2001.

Las cifras arrojadas para el departamento de Santa Cruz nos dejan los siguientes porcentajes el 22,07 % del total de la población es indígena. De estos indígenas considerados por el censo del 2001, en las ciudades constituyen 17,89 % de la población total y en el campo los indígenas son el 35,43 %.

DATOS POBLACIONALES SEGÚN AGENDA INDÍGENA 2007

PUEBLO INDÍGENA

POBLACIÓN

CHIQUITANO

120.000

GUARAYO

11.560

GUARANÍ

77.500

AYOREO

2.500

SIRIONÓ

36

MOJEÑO

678

YURACARÉ

950

YUQUI

15

GUARASUGWE

56

ISOCEÑO

5.250

TOTAL

218.545


Fuente: Agenda Indígena, Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, USAID. 2007

Pueblo Indígena SirionóETNOHISTORIA

Sobre el origen de los Sirionó, hay distintas versiones entre investigadores, por la insuficiente información histórica o etnográfica.

Una dice que los Guaraní que venían del Paraguay, se establecieron en dos áreas: un grupo se movió hacia las estribaciones orientales de los Andes y fue conocido como Chiriguano Ava; el otro grupo se desplazó hacia el nordeste y se le conoció como Chiriguano Isoceño; se especula que un tercer grupo de esta avanzada, los Mbya, se hayan dirigido hacia las selvas del norte (Sirionó) y a las del oeste (Yuki). Otra versión, propone que los Guarayo, los Sirionó, los Yuki y los Guarasug'we, llegaron desde el actual Brasil, de las costas del Atlántico y el Matto Grosso por el este de Santa Cruz. Otra versión habla, de un poblamiento más reciente, a raíz de la entrada del conquistador Ñuflo Cháves, que regresando del Paraguay en 1564, trajo consigo 3.000 Itatines, quienes habrían huido hacia las regiones de los actuales Guarayo y Sirionó de Salvatierra, de quienes serían antepasados.

La antropóloga Stearman, sugiere que el proceso de culturación de los Sirionó puede tener uno de sus orígenes en la derrota Chiriguana de Kuruyuqui. Quienes quedaron en los bosques de Moxos llevaban encima una dura derrota; por ello los Sirionó habrían incrementado su nomadismo y su resistencia a mantener contactos con gente extraña.

De ahí que sea probable, que este proceso produjera una drástica reducción de los contenidos de su cultura. A este proceso de deculturación prehispánica se añadieron los posteriores fenómenos socioculturales con la presencia misional de la conquista y finalmente la república. Los epítetos de "chori bárbaro" o "salvajes" (que expresan, las condiciones de menosprecio, abuso y explotación en que los carayanas o blancosmestizos tenían a los Sirionó), caracterizaban la situación de este pueblo en las primeras décadas del presente siglo.

A principios del siglo XX, se desplazaron hacia el norte, al Beni, en especial sobre los ríos Mamoré y San Pablo, llegando a ocupar hacia 1920, tierras más altas como las del Ibiato (que justamente significa "loma" en guaraní: ïvi ato). En los años 40 el antropólogo Allan Holberg convivió con los Sirionó; los resultados de sus estudios se convirtieron en una obra de primer orden en la ciencia antropológica, considerándose ahora un clásico de la literatura especializada. En ella Holberg, plantea que los Sirionó, al mismo tiempo que pertenecían a una condición de vida arcaica, se presentaban como una sociedad absolutamente “sui generis”, cuya formación social simple de banda nómada de cazadores y recolectores, contenía una compleja malla de conocimientos de la naturaleza, extrañamente imbricados con el mundo animista y sobrenatural.

UBICACIÓN GEOGRÁFICA

Están en el departamento de Santa Cruz, en la provincia Guarayos, en el municipio de Iuruvichá, viven en la comunidad de Salvatierra, distante unos 40 kilómetros de la capital del municipio, se debe cruzar el río Negro para llegar a la comunidad. Viven mimetizados entre los guarayos con quienes se emparentaron.

FAMILIA LINGÜÍSTICA

Pertenecen a la familia TupíGuaraní, sin embargo su cultura no tienen ningún parecido con la cultura guaraní.

ORGANIZACIÓN

La organización social de los sirionó se basa en la familia nuclear, que funciona operativamente (es decir, para el desplazamiento de cacería) aunque tiene vigencia la familia extensa, con la particularidad de que subsiste como tendencia la poligamia, sino abierta (por la influencia evangelista), si en el compartir mujeres con bastante liberalidad, según los mismos sirionó. La filiación y descendencia es matrilineal.

El matrimonio es entre primos preferencialmente. La primera residencia es en la casa de la madre de la mujer; luego el hombre hace su casa cerca de la madre de ésta.

Las relaciones con la mujer son de igualdad completa, ya que la diferenciación de roles de sexo, no implica un sistema jerárquico: la mujer sirionó también participa en la toma de decisiones importantes, que atañen a su familia o a la comunidad.

Actualmente no poseen representación, por lo que se encuentran asimilados/incluidos a la COPNAG.

TENENCIA DE LA TIERRA

El acceso y la tenencia de tierra, se ve afectado por la usurpación de terratenientes y ganaderos.

Los sirionó del departamento de Santa Cruz no poseen tierras, se encuentran dentro de la TCO del pueblo indígena guarayo en la provincia de Guarayos.

Los sirionos del Beni en el año 1990, se beneficiaron con el Decreto Supremo 22609, dictado por el gobierno de Jaime Paz Zamora, por el que reconocía el área de ocupación tradicional de los sirionó, comprendida dentro de los 36 mojones originarios, con una extensión de 24.135 has en la zona del Ibiato. Poseen 30.000 has en el Monte San Pablo. Más adelante el gobierno emitió el Decreto Supremo 23216 por el cual se otorgó otro territorio a los sirionó, de 5.500 has con propiedades ganaderas que pertenecieron a la Universidad Técnica del Beni. En mayo de 1997, el Estado entregó a los sirionó como TCO la consolidación de las otorgadas anteriores, con 62.903.406 has.

Los sirionó, poseen 62.903.436 has de tierras comunitarias de origen consolidadas.

DESCRIPCIÓN VISIÓN ECONÓMICA, PRODUCCIÓN

Su actividad principal son la caza y la pesca, además de la recolección de miel.

Actualmente se dedican a la ganadería en pequeña escala y a sembrar maíz y frejol como subsistencia y para intercambio.

Tejen hojas jatata la cual se vende en Iurubicha y Ascensión.

Fuente: Agenda Indígena, Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, USAID. 2007

Pueblo Indígena GuaraníFAMILIA LINGÜÍSTICA: Tupi Guaraní

NOMBRE PROPIO: Isoseños Tapüi

NOMBRE ATRIBUIDO: Isoseños

UBICACIÓN: Las comunidades isoseñas están dentro el ecosistema del Gran Chaco, a ambos márgenes del río Parapetí; conforman un distrito indígena perteneciente al municipio de Charagua, al sudeste de la provincia Cordillera, departamento de Santa Cruz.

19° y 20° latitud sur y 62° y 63° longitud oeste.

POBLACIÓN:8.000 habitantes en el Isoso; más dispersos en el departamento de Santa Cruz (PDM Charagua).

N° de COMUNIDADES:

22 comunidades Guaraníes en el Isoso.

ETNOHISTORIA: Los indígenas que habitan hoy la zona del Isoso, recién fueron nombrados en el siglo XVIII, pertenecen al grupo Tupi-Guaraní. En los años 20 del siglo XX, el primer antropólogo que visitó a los isoseños, Erlan von Nordenskiöld, encontró aun muchos indígenas hablando aparte del guaraní, el chané, lengua arawak. En 1980 existían algunos ancianos (Riester encontró 3) hablando algunas palabras chané. Seguro es que los isoseño son el resultado de la mezcla entre los guerreros ava y el pueblo pacífico de los chanés. Otra teoría es que un grupo de chané se retiró frente a la invasión guaraní antes de la conquista española a la actual zona, refugiándose allí. La guaranización de los isoseño hay que entenderla como un proceso lento que duró varios siglos. La mitología de los isoseño nos transmite que en el siglo pasado, ellos no sólo lucharon contra los matakos y ayoréode, sino también contra los ava que querían ocupar los territorios del Isoso.

ECONOMÍA TRADICIONAL: Su economía está basada en la producción agrícola, donde predomina el maíz, y los cultivos se realizan bajo riego por acequias del río Parapetí. Esta actividad es complementada por la cacería, pesca, recolección estacional de frutos silvestres y la producción ganadera bovina y caprina. Las aves de corral, como gallinas, patos y pavos, son también animales de cría doméstica.
Tiene mayor importancia la venta de la fuerza de trabajo, sobre todo como zafreros en Santa Cruz, que ocasiona una elevada tasa de migración temporal que puede llegar al 80% de la población masculina. Muchos zafreros para la caña de azúcar se quedan para la cosecha de algodón. 

IDEOLOGÍA: Los isoseños tienen una complicada cosmovisión y una amplia y rica mitología. Siguen celebrando cultos tradicionales, como «El Gran Fumar», vehículo de comunión colectiva y representación de la identidad propia, en cuya cabeza está el chamán, el Ipaye.

Pueblo Indígena GuaraníETNOHISTORIA

Durante el siglo XVII, los jesuitas y durante el siglo XVIII los franciscanos entablaron con los Chiriguano una relación difícil, en la que por momentos los religiosos eran bien recibidos para luego ser desterrados o muertos en algunos casos, o eran simplemente buscados para que se naturalicen entre los Chiriguano.

El siglo XIX, la historia Chiriguana está llena de sucesos graves, de matanzas de blancos y de matanzas de indígenas.

Los guaraníes actuales desde los primeros cronistas fueron denominados como “Chiriguanos”, el padre Comajuncosa dice: “Chiriguano es termino compuesto de la lengua quechua, y quiere decir estiércol frío: nombre que quizás por desprecio les darían los antiguos vasallos del Inca; más ellos para distinguirse de las otras naciones se dan asimismo con jactanciosa antonomasia el nombre de Ava (palabra guaraní que significa hombre).

El término “Chiriguano” fue rechazado por la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), por ser la denominación impuesta por la colonia, sin embargo varios antropólogos y etnohistoriadores (Pifarré, Albo, Riester, etc.) han publicado libros con el nombre de Chiriguano con el sentido de hacer una diferencia entre los guaraní del Paraguay o Brasil y los guaraní de Bolivia (Xavier Albó definió el término chiriguano como “Guaraní” casado con Chané).

A esta división se puede hacer una subdivisión de acuerdo a las diferentes situaciones tanto étnicas como geográficas y de situación social en la que se encuentran los diferentes grupos y las zonas a las que pertenecen:

El Isoso

Guaraní de origen Chane

La Provincia Cordillera

Ava (Hombre)

Los Simba

Ava Guaraní

Los Guaraní Empatronados

Ava Guaraní (Chuquisaca)

Los Guaraní de Tarija

Ava Guaraní

Informe EINE del Paratiguasu.

Albó aumenta una subdivisión más que son los guaraníes que emigraron a la

Argentina por cuestiones de trabajo en la zafra y que terminaron instalándose en ese país. (Albó 1990).

Primer grupo de guaraníes, los Isoceños, como su nombre lo indica se encuentran ubicados en la zona de los bañados del Isoso, parecen tener un origen diferente al resto de los guaraní, teniendo mayor procedencia Chané. Los guaraníes de la provincia Cordillera tienen que ver con la fundación de las misiones y con algunas zonas tradicionalmente libres. Los simbas pertenecen a una comunidad en el valle de Igüembe llamado Tentayapi, si bien cierta parte de los guaraníes de Tarija (Itika Guasu) también utilizan la simba (trenza), su nombre hace alusión a la tradicional forma de llevar el pelo largo y el uso de la tembeta (pedazo de madera que se coloca en el labio inferior del hombre), como distintivo de origen. Los guaraníes del Isoso no se auto identifican con el nombre de “Ava” sino con el de “Iyambae (sin dueño) debido a factores históricos. Sin embargo los guaraníes de la provincia Cordillera, los Simbas, los guaraníes empatronados y los del departamento de Tarija se autodenominan “Ava”, el significado lo explica Gianechini de la siguiente manera:

“Ava, hombre, nombre con que los chiriguanos se llaman a sí mismos y a toda su tribu y con el quieren dar a entender que son gente por antonomasia, a diferencia de las demás tribus que miran con desprecio a la manera de los antiguos romanos que así mismo llamaban homo y a los extranjeros bárbaros” (Gianechini en Albó 1990 329).

UBICACIÓN GEOGRÁFICA

Departamento de Santa Cruz, en la provincia Cordillera, en los municipios de Cuevo, Boyuibe, Charagua, Cabezas, Gutiérrez, Camiri y Lagunillas.

FAMILIA LINGÜÍSTICA

Los guaraníes pertenecen a la familia lingüística Tupíguaraní del continente sudamericano.

POBLACIÓN Y NÚMERO DE HABITANTES

Según la Agenda Indígena 77.500 guaraníes en el departamento de Santa Cruz.

La población indígena de la región chaqueña de Chuquisaca, Santa Cruz y Tarija llega aproximadamente a 79.829 habitantes, de las cuales 77.125 son guaraníes (Censo 2001) ; por otro lado la APG – Asamblea del Pueblo Guaraní ha contabilizado un total de 133.393 guaraníes en toda Bolivia.

ORGANIZACIÓN

El territorio guaraní estaba dividido en especies de provincias o “Guara” en las que se agrupaban los tentas o grupos familiares, normalmente familias extensas.

Estas tentas podían incluir hasta 200 personas de tres generaciones diferentes bajo el mando de un “Tuvicha”. Estas familias extensas eran verdaderos pueblos relativamente autosuficientes y se denominaban con la palabra de pertenencia “ore”. El siguiente peldaño estaba simbolizado por la palabra “Ñande” que incluía varias de estas tentas unidas mediante alianzas, que podía abarcar una región o provincia “Guara”. El líder de una guara o provincia seria llamado Mburuvicha. El siguiente nivel era que varias de estas guaras se agruparan con un fin común, como una guerra y por lo tanto la reunión de varios Mburuvichas significaba guerra inmediata, este sistema fue seguido hasta el siglo XVIII en el que hubo un cambio en la forma de las tentas, ya que se hicieron más pequeñas; aunque se seguía coordinando en los diferentes niveles anteriormente citados.

El último paso histórico lo dieron los guaranís con la creación de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) en 1987. Esta organización surge después de un periodo en que los guaraníes se habían integrado al movimiento campesino de la CTSUCB. Según Chumiray (1992), este tipo de experiencia de sindicalización (ligadas al caos de las políticas públicas nacionales) rompía una estructura tradicional comunitaria, por lo que no tuvo mucho éxito, constituyéndose en un paso efímero al interior de los guaraníes, hubo bastante discusión acerca de la creación de una organización propia que los representara y que al mismo tiempo respetara sus tradicionales formas de gobierno; las mismas que son procesos lentos pero muy estructurados y organizados, no solo responden a las coyunturas van más allá.

Este tipo de organización indígena sirve como interlocutora de las demandas guaraníes, al mismo tiempo que funciona como la única representante legal ante organismos gubernamentales e internacionales, con la creación de la APG, se vio la necesidad de descentralizar en capitanías, un tamaño menor que pudiera atender a sus zonas. El comité ejecutivo de la APG tiene su sede en la ciudad de Camiri, además de una estructura, también tienen organizado el P.I.S.E.T. (Producción, Infraestructura, Salud, Educación y Territorio), así mismo están organizadas las mujeres que tienen los mismos cargos que los hombre con una Cuña Mburuvicha.

ECONOMÍA, ACTIVIDADES PRODUCTIVAS Y CULTURALES

La actividad económica de los guaraní en sus diferentes parcialidades y ámbitos es la misma, la agricultura predominante y dentro de ella, el cultivo de maíz, poroto, fríjol, yuca, plátano, cítricos, zapallo; se aprovechan normalmente las semillas del algarrobo para hacer chicha.

Las actividades de caza, pesca y recolección son muy comunes además de estar orientadas a complementar la dieta básica familiar, la práctica de la recolección es frecuente, tanto de miel como de frutas y plantas medicinales.

Fuente: Agenda Indígena, Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, USAID. 2007

ETNOHISTORIA

El primer contacto con los españoles se remonta a 1537, cuando ingresa a la región del Chaco, Juan Ayolas. Luego se sucedieron los contactos no pacíficos con las incursiones de Ñuflo de Cháves (1546), Irala (1547) y nuevamente con Ñuflo Cháves (1559).

Entre 1691 y 1724 los jesuitas tomaban contactos difíciles con los ayoreos, que se resistían a formar misión, solo algunos fueron incorporados en una Misión Chiquitana. El padre Juan Bautista Zea trabajó en la toma de contacto e intentos de sedentarización entre 1711 y 1724: en esa fecha el padre Achá logró agrupar a varios clanes Zamuco y fundar la primera Misión con Ayoreos que fue San Ignacio de los Zamucos (17241745).

Durante el pasado siglo el contacto de la sociedad nacional con los ayoreos fue esporádico y penoso. Durante la guerra del Chaco, los ayoreos al igual que los guaraní ava e isoceño, se encontraban en el centro de la contienda, teniendo que abandonar sus territorios, porque los ejércitos de ambos bandos, ocupaban los sitios de agua y sal que eran sus fuentes de uso tradicional; los ayoreode huían al monte y entraban en tierras de los chiquitano, estableciendo a veces alguna convivencia, pero en general los encuentros eran sangrientos (con bajas en ambos lados).

Recién retomaron contacto con los ayoreos, a comienzos de los años cuarenta, algunos sacerdotes católicos; fue una época en la que se desató una guerra entre ayoreode del norte y del sur. A partir de 1947 se produjo un contacto de características más permanentes con misiones norteamericanas de la Misión de Tobité, tarea que desgraciadamente costó la vida a tres de ellos que murieron flechados en 1943. En 1950 se fundó el asentamiento Rincón del Tigre Guayé, ese mismo año se introdujo la Misión Sudamericana entre los ayoreos de Zapocó y en 1957 en Santa Teresita.

Ahora se los conoce como ayoreo (ayorei = gente y la terminación ode = plural), su idioma se llama zamuco, forma en la cual muchas veces se los llamaba, igualmente eran conocidos como “yanaígua”, de la voz guaraní que significa gente del monte y “bárbaros”. La gente mestiza los llamó también “flecha corta” y “en pelota” (determinación popular para desnudo), además del consabido nombre de "bárbaros" con que aún se los sigue llamando. Han adoptado la religión de turno, aquella que les permita incorporar más bienes a veces suntuarios; sin embargo mantienen sus creencias en un ser superior (DOPADE) y la aceptación de que el monte tiene poder y debe respetarse, darle su lugar, permitirle renacer.

UBICACIÓN GEOGRÁFICA

Algunos dicen que vienen subiendo del sur y los emparentan (relacionan) con otros grupos indígenas del continente.

Su territorio tradicional abarca la región del Chaco septentrional, entre el sudoeste boliviano y el norte paraguayo; entre los ríos Guapay o Grande, el río Itikaguasu o Parapetí, hasta el río Paraguay (Jürgen Riester). Ocupan territorios del chaco boliviano y paraguayo.

POBLACIÓN Y NÚMERO DE HABITANTES

La población de ayoreode es muy grande, la compartimos con el Paraguay, ellos siempre se están moviendo (son nómadas) por lo que un censo siempre será poco preciso, se puede hablar de más de 5.000 personas, debido a que los censos nunca tomaron en cuenta a los que viven en las ciudades en barrios como Degui (Barrio Bolivar) o la de reciente creación Jogasui, menos aún los barrios en lugares como Puerto Suárez, Roboré o San José.

En los trabajos de campo de la Agenda Indígena se ha podido identificar a unas 2500 personas en las comunidades de: Poza Verde, Guidai Ichai, Puesto Paz, Porvenir, Zapocó, Santa Teresita, Tobité, Tie Iñá, Urucú, Rincón del Tigre – Guayé, Pilai Guayé, Manantial, Corechi y Motacucito.

Además debemos tomar en cuenta a los "totobiogosode" (significa: gente del lugar de los cerdos salvajes) estos ayoreode se han mantenido al margen del contacto con los blancos, no se sabe cuántos son ni dónde están, están en constante movimiento entre Bolivia y Paraguay (se mantienen en las zonas de salinas, los lugares preferidos de todos los ayoreode, donde eran ubicados, desde principios del siglo XX) las referencias de este grupo se la tiene por esporádicos contactos que se hacen con ellos por los mismos ayoreode de las comunidades cercanas a las salinas (zona de Concepción) y por muchos estancieros que han tenido amigables pero distantes contactos con ellos.

Según Censo Indígena PNUD/SAE 1994, serían 800 personas y según CNPV/VAIPO 2001, serían unas 856 personas.

FAMILIA LINGÜÍSTICA

Idioma Zamuco, el cual pertenece al grupo lingüístico Arawak.

ORGANIZACIÓN

Todas las comunidades ayoreode se hallan aglutinadas en su Central Ayoreo Nativa del Oriente Boliviano CANOB, con sede en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y una única oficina en la localidad de San José de Chiquitos.

Al ser un pueblo conformado por sólo siete clanes, nómadas, no reconocen una autoridad común con poder ilimitado, el cargo no es hereditario, ni obedece a razones políticas – económicas, tan sólo el más fuerte e inteligente se hace de respeto y accede al poder del grupo, muchas veces este poder lo tiene una mujer.

LISTADO DE CLANES AYOREODE

CLAN

MASCULINO

FEMENINO

DOSAPEODE

Dosapei

Dosape

JURUMINONE

Jurumini

Jurumine

PICANERANE

Picanerai

Picanere

CHIQUENONE

Chiquenoi

Chiquejno

ETACORONE

Etacore

Etacoronie

CUTAMURAJNANE

Cutamurajnai

Cutamijno

POSORAJNANE

Posorojnai

Posijno

Fuente: Agenda Indígena

DESCRIPCIÓN VISIÓN ECONÓMICA, PRODUCCIÓN

Los ayoreode no son una cultura acumulativa, no planifican a futuro cuando realizan alguna actividad productiva.

Ahora están produciendo maíz, frejol, zapallos en todas sus formas y frutas como sandías, papayas y cítricos (los excedentes son vendidos en poblaciones cercanas como Chochis en el caso de Tobité y Tie Iñá) sus tiempos de siembra están regidos por las lluvias.

De preferencia ellos producen para llenar la olla del día, si falta entran al monte para completar (sacan miel para vender o cazan para ellos, también consiguen animales silvestres que venderán como tortugas, chancho del monte y loritos, entre otros) en el peor de los casos venden su fuerza laboral, pero sólo lo que necesitan, no buscan acumular y ahorrar para el mañana.

Fuente: Agenda Indígena, Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, USAID. 2007
Ladbrokes Review L.BetRoll
How to get bonus http://b.betroll.co.uk/ bet376